Solo se escuchó el disparo.

0

Cuantas cosas tiene uno que ver mi gente, en esta oportunidad nos llega un caso que ha generado gran consternación en Azua.

Resulta que un gran Misterio rodea el caso de una mujer quien falleció a causa de un balazo, en su propia casa, en Azua, y cuyo principal sospechoso es nada mas y nada menos que su hijo de 17 años.

Estamos hablando del caso de Lolita Flor Ramirez, maestra de 37 años, quien en principios circuló la noticia de que esta se habría suicidado de un disparo en la cabeza a las dos de la madrugada.

Loading...

Familiares no creen que se tratara de un suicidio y sospechan de un hijo de la fallecida.

Uno de los hermanos de la mujer ultimada manifestó que “el último paso que tenga que dar para dar con el responsable de su muerte, lo voy a dar. El culpable tiene que pagar, siendo él mi sobrino, si él sale positivo, él va a tener que pagar”.

Relató que, tras separarse del padre de ellos, los niños “empezaron a tratar mal a su madre, influenciados por los familiares paternos”.

Agregaron que el hijo de la mujer, solo identificada como Lolita, no estaba de acuerdo con una nueva relación de su madre, razón que presuntamente lo llevó a cometer el hecho con un arma de fabricación casera que le habría dado su padre.

En tanto que otro aseguró “mi hermana no se quitó la vida, mi hermana era una mujer luchadora, y nunca pensaba en el mal, sino en el bien de su familia.

De acuerdo al informe de la autopsia realizada, el menor involucrado indicó “mi hermano y yo estábamos acostado y cuando escuchamos el disparo nos paramos a ver y cuando fuimos a la habitación de mi mamá, que estaba semi-abierta, y solo pude entrar la cabeza y la vi tirada, los pies agarraban la puerta, pero mi hermano salió a buscar a mi papá.

Loading Facebook Comments ...