Prueba de fuego para la JCE

Cuando faltan 55 días para las elecciones presidenciales y congresuales del 17 de mayo, la Junta Central Electoral (JCE) afronta su mayor prueba de fuego al organizar un proceso en medio de un estado de emergencia, por la pandemia del coronavirus (COVID-19), que ha impuesto nuevas reglas de juego.

La situación ha llevado a la JCE a realizar las consultas con los partidos de manera virtual y a que los candidatos suspendan todas las actividades proselitistas. No harán concentraciones, marchas, caravanas ni ningún tipo de actividad que implique la aglomeración de personas.

La pandemia ha dado paso a que los candidatos limiten su presencia a los anuncios publicitarios en la radio, televisión, internet, vallas y redes sociales, para mantener el contacto con sus seguidores y hacer llegar sus propuestas.

El impacto del coronavirus en las elecciones de la República Dominicana todavía es incierto y según expertos cambia radicalmente las agendas.

En este mes, se deberá publicar en la tablilla la lista de los candidatos admitidos por el pleno del organismo, y comunicarlo a las juntas electorales. También deberán anunciar los locales donde funcionarán los colegios electorales. A esto se añade que la JCE trabaja alternando su personal por el COVID-19.

Loading...