Posible solución a la escasez de respiradores contra el Covid-19

La propagación del coronavirus a nivel mundial preocupa a los países más afectados y a aquellos que tienen cada vez más casos. Medidas como la cuarentena total son necesarias para estabilizar la curva y que los sistemas de salud no colapsen. Los hospitales de Estados Unidos, por ejemplo, se preparan para la posible llegada de numerosos pacientes con neumonía y otros problemas respiratorios debido al COVID-19, y muchos podrían enfrentar una escasez crítica de respiradores artificiales.

Pero buenas noticias arriban desde Israel. Ya comenzaron las pruebas de un ingenioso y simple aparato para ventilación automática de pacientes con insuficiencia respiratoria por coronavirus ideado por un equipo liderado por el doctor Elhanan Fried, director de la Unidad de Terapia Intensiva del Centro Médico Hadassah de Jerusalén.

El sábado se publicó en medios israelíes que una empresa privada de ese país estaba desarrollando una solución creativa al problema de los respiradores, que se basa en equipamiento ya existente y que se encuentra fácilmente.

“El globo celeste se llama Ambu -o respirador manual- y existe en todo kit de reanimación cardiorespiratoria, en toda ambulancia, etc. Y a eso se le suma un compresor eléctrico que está alrededor”, clarifica el doctor Marcos Harel Alfie, que vive y trabaja en Tel Aviv.

Si las pruebas son exitosas, lo van a empezar a producir masivamente en Israel. Puede suplantar a los respiradores complejos que están escaseando en todo el mundo. Los expertos no tienen dudas de que se lo puede fabricar allá sin problemas y solucionar uno de los principales problemas sanitarios de esta crisis.

Loading...