La tragedia que sacudió el centro de San Cristóbal hace más de ocho meses

Hace más de ocho meses, el centro de San Cristóbal fue escenario de una devastadora tragedia que aún resuena en el corazón de las comunidades afectadas. Una potente explosión se cobró la vida de más de 40 personas y dejó heridas a al menos 60. Esta catástrofe no solo sembró dolor por la pérdida de vidas, sino que también dejó un vacío en las familias de al menos doce personas que hasta hoy siguen desaparecidas.

Entre los desaparecidos figura Eridania Jorge, una mujer cuya historia subraya el tormento de no saber qué sucedió exactamente. Eridania estaba acompañada por su esposo, Faustino, realizando compras en una tienda de telas en Toledo cuando ocurrió el estallido. Faustino fue uno de los afortunados en ser rápidamente identificado, pero el paradero de Eridania sigue siendo un misterio que atormenta a su familia.

La desesperación de los familiares es palpable, especialmente para Dominga Alcántara, madre de Eridania, quien estaba trabajando en una obra en Santiago de Chile en el momento del desastre. Al enterarse de la noticia, Dominga volvió a la República Dominicana con la esperanza de encontrar a su hija, pero se ha encontrado con un muro de incertidumbre.

Sus repetidas visitas al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) no han fructificado; le han informado que no hay más datos disponibles sobre su hija. Este estancamiento en la investigación ha dejado a Dominga y a muchas otras familias en una agonía prolongada, enfrentando cada nuevo día con la esperanza mermada de encontrar alguna pista que les brinde claridad sobre el destino de sus seres queridos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir